Entrevista enólogo Enrique Tirado: - Don Melchor
Entrevista enólogo Enrique Tirado:

Entrevista enólogo Enrique Tirado:

“DON MELCHOR 2018, LOGRA PRODUCIR ESA EMOCIÓN ÚNICA QUE SOLO SE PERCIBE EN LOS GRANDES VINOS Y EN LAS GRANDES COSECHAS”

Tras el exitoso lanzamiento de la cosecha 2018 de Don Melchor, Enrique Tirado, gerente general y enólogo de la Viña, nos cuenta cómo es el proceso de trabajo de Don Melchor y cómo se logró una “cosecha perfecta” para la añada 2018. Ya llevas 25 años trabajando en Don Melchor, ¿qué ha significado para ti ser parte de la vida y producción de este vino tan emblemático? Siento un gran orgullo de ser parte de la historia de Don Melchor. Llevar 23 vendimias te permite un acercamiento distinto al vino, lo sientes como una parte tuya. Sin embargo, nada de esto hubiera sido posible, sin el trabajo excepcional del equipo humano que trabaja en Puente Alto, solo tengo palabras de agradecimiento por todos estos años. Es un equipo que le da una gran valoración al terroir y todos sabemos que tenemos una gran responsabilidad de tener que hacer un gran vino cada año. La creación de Don Melchor es bien particular y difiere mucho de la creación de otros vinos. ¿Nos podrías contar en qué consiste ese trabajo? Don Melchor es un ensamblaje de Cabernet Sauvignon de nuestro viñedo que también puede incluir un pequeño porcentaje de Cabernet Franc, Merlot y Petit Verdot, como ocurrió en la cosecha 2018. El viñedo se divide en parcelas que producen uvas con distintas características, y las vinificamos todas por separado. Degustamos más de 150 muestras para determinar la mezcla final, y ningún componente puede constituir más del 60 o 70% del vino. Cada año llevo todas estas muestras a Lamarque, un pequeño pueblo de Médoc, Francia, en donde me junto con Eric Boissenot y definimos la mezcla final. La familia Boissenot tiene un papel fundamental en la arquitectura de la mezcla, que cada año es distinta, cada año creamos un nuevo Don Melchor. ¿Cuál dirías tú ha sido el objetivo principal de Don Melchor en todos estos años? La filosofía y objetivo final de Don Melchor, siempre ha estado clarísima desde el día 1, hacer un vino que realmente exprese su terroir: la influencia de la cordillera de los Andes, sus suelos pedregosos, las parcelas de Cabernet Sauvignon, entre otros. Ese siempre ha sido nuestro norte, año a año, en cada mezcla. Cuéntanos de la cosecha 2018 La 2018 es una de las grandes cosechas en la historia de Don Melchor, en donde la vendimia transcurrió en condiciones prácticamente ideales. La primera parte de la temporada se desarrolló́ con una buena cantidad y concentración de las precipitaciones entre los meses de mayo y octubre de 2017. El periodo posterior fue más bien seco, lo que permitió a los suelos mantener una muy buena reserva hídrica, favoreciendo el buen crecimiento de los brotes. En primavera, a partir del mes de noviembre, la temperatura subió significativamente, permitiendo que la pinta de los racimos se desarrollara rápidamente y de manera más concentrada, anticipando una buena homogeneidad en la madurez de los racimos. En la segunda mitad del periodo de madurez, las bajas temperaturas nocturnas de los meses de marzo y abril ayudaron a alcanzar una muy buena madurez en la cosecha, conservando toda la expresión de fruta y una excelente madurez de los taninos. La cosecha que se desarrolló́ principalmente en el mes de abril fue con prácticamente ausencia de precipitaciones, temperaturas cálidas en el día, pero noches bastante frías, lo que fue ideal para la cosecha, ya que permite seguir muy de cerca cada parcela del viñedo y cosechar la uva en su momento justo. Estas condiciones excepcionales en el clima, más los suelos aluviales, de origen volcánico del viñedo, que permitieron un buen drenaje, y una baja fertilidad, más los otros dos elementos indispensables como lo son el equipo humano y el viñedo y cepaje, hicieron posible tener la añada que tenemos. Estoy convencido que, para hacer vinos únicos, son estos 4 elementos los que deben interactuar a la perfección. ¿Qué hace tan especial el terrior de Puente Alto? El viñedo Don Melchor se encuentra emplazado sobre la tercera terraza aluvial, que corresponde a la más antigua y la con mayor complejidad del río Maipo. Ésta se caracteriza por tener un suelo pedregoso en todo el perfil, para luego, en profundidad poseer una gran cantidad de minerales, arcilla, gravas, limo y piedras redondeadas debido a la erosión de miles de años que ha experimentado la zona. Estos suelos, aluviales, de origen volcánico, permiten un buen drenaje, y una baja fertilidad, lo que ayuda a restringir el crecimiento vegetativo de las plantas, conformando una terraza de carácter único que permite entregar vinos particulares y complejos, como lo es Don Melchor. Además, es muy importante la influencia fría de los Andes, que se manifiesta en forma de brisas frescas y en una amplia oscilación térmica durante el periodo de maduración. Esta característica favorece la maduración de los taninos y ayuda a obtener una acidez balanceada, mostrando fruta roja fresca y una mayor concentración de color y aromas en los racimos. Todas estas características se conjugan perfectamente para obtener la máxima calidad expresada en el vino. ¿Qué significó para ti ser calificado con el puntaje perfecto por James Suckling? Como comentaba anteriormente, la perseverancia en la búsqueda de la mejor expresión y calidad, nos ha permitido obtener en la cosecha 2018 lo que llamamos una cosecha perfecta. Los vinos son muy expresivos, con la madurez precisa, rescatando toda la expresión de la fruta del Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. Vinos concentrados, pero con taninos muy suaves y elegantes, vinos que muestran diferentes capas de aromas y sabores que al momento de juntarlos en la mezcla final de Don Melchor 2018, logra producir esa emoción única que solo se percibe en los grandes vinos y las grandes cosechas. Sin duda que es un gran honor.