UN TERROIR

Siete singulares parcelas en el
Valle del Alto Maipo

Siete singulares parcelas en el<br loading=Valle del Alto Maipo"/>

Fruto de la extensa investigación, de las 125 hectáreas que conforman el viñedo Don Melchor, se subdividen siete parcelas de Cabernet Sauvignon y pequeñas parcelas de Cabernet Franc, Merlot y Petit Verdot.

Cada una de ellas, a su vez, se ha dividido en microparcelas, de manera tal que cada cual se trabaje en forma específica y detallada, respondiendo a las necesidades de cada planta, hilera por hilera, para poder lograr el equilibrio perfecto en concordancia con las características climáticas de cada año.

Existe una gran cantidad de factores que influyen esta determinación, entre ellas el contenido, tamaño y distribución de las piedras en los distintos horizontes, el crecimiento de las raíces, el contenido de arcillas, arenas, limos, nutrientes –como nitrógeno, fósforo, potasio, carbonatos y calcio–, así como el contenido de materia orgánica y capacidad de retención de agua, entre otros, que finalmente influyen en las diferentes expresiones encontradas en los vinos.

Viñedo Don Melchor

terroir-dm-1

Puente Alto es un terroir privilegiado, marcado por la singular combinación de suelo, condiciones climáticas, un viñedo excepcional y el minucioso trabajo del equipo agrícola y enológico. El viñedo
Don Melchor ha jugado un importante rol en la historia moderna del vino chileno. Emplazado a los pies de la cordillera de los Andes, en la ribera norte del río Maipo en el valle del Maipo, -a 650 metros sobre el nivel del mar- la historia del viñedo se remonta a mediados del siglo XIX, cuando las primeras variedades francesas pre filoxera fueron importadas desde Francia.

Actualmente, el viñedo está conformado por 125 hectáreas, divididas en siete parcelas, de las cuales 93% corresponden a Cabernet Sauvignon, 4%a Cabernet Franc, 2%, a Merlot y un 1% a Petit Verdot. Las parras de Cabernet Sauvignon promedian más de 30 años de edad y corresponden a una selección masal pre-filoxera, es decir, su origen data de las primeras vides traídas desde Burdeos a fines del siglo XIX.

terroir-dm-2
La expresión de cada parcela
Parcela 1

Esta parcela se caracteriza por la presentación de aromas de frutos rojos intensos, vívidos y complejos. Su explosión es dulce, con taninos suaves, textura sedosa y un acabado duradero y elegante.

Parcela1
Parcela 2

Esta parcela presenta aromas de frutos negros, tabaco, chocolate, especias y en ocasiones tonos mentolados. Los taninos altos aportan una textura con cuerpo en la boca.

Parcela2
Parcela 3

Caracterizada por un intenso carácter afrutado y toques de frutos negros y rojos. Los vinos de esta parcela son densos en la boca y aportan taninos firmes que dan gran estructura y concentración a la mezcla.

Parcela3
Parcela 4

Se caracterizada por su elegancia y complejidad. Esta parcela ofrece cosechas con toques sutiles pero intensos de frutos rojos. Hay un equilibrio perfecto entre la acidez y los taninos, así como una extraordinaria sensación de profundidad y densidad en la boca.

Parcela4
Parcela 5

La expresión de esta parcela es afrutada, con toques de especias y grafito. La sensación es de suavidad que evoluciona hacia un aroma fresco y equilibrado, con una capa de delicados taninos que se integra a la perfección.

Parcela5
Parcela 6

Los vinos de esta parcela ofrecen una expresión afrutada, intensa y compleja. Comienzan con volumen y densidad, evolucionando después a una gran estructura y persistencia en el paladar.

Parcela6
Parcela 7

Esta parcela impresiona por sus aromas de frutas silvestres y bayas, así como por sus toques florales y de especias. Con taninos finos y delicados, estos vinos cuentan con una gran complejidad y sensación de circularidad en el resultado final.

Parcela7